7 de noviembre de 2012

CAJA-NIDO LECHUZA

Hola compañeros y compañeras del universo "wild"!!

Hoy no voy a hablaros de ningún animalejo en concreto, hoy vamos a seguir con el tema del "bird-colaje" me toca lo que yo considero ya el tema estrella, el "súmmun" de las cajas-nido, la cúspide del tablero-pino, la élite del Leroy Merlin, la catedral de las plumas...

Si os habéis perdido los anteriores capítulos en los que para ayudar a los emplumados tirábamos de sierra de calar, o queréis hacer un repaso a lo ya construido hasta ahora, porque os aburrís mucho (yo diría que muchísimo...) aquí van los anteriores capítulos:
Después de todo esto, pienso que ahora me tocaba hacer algo "más grande" en todos los sentidos, no es que haya abandonado el tema de las cajas-nidos o del comedero, pero desde hace mucho tiempo tenia ganas de echarle una mano a un tipo de aves que me fascina ya desde bien crio: las rapaces nocturnas y no sabía muy bien cómo hacerlo.
Antes de tener cámaras y artilugios varios, antes de blogs, galerías de fotos y hasta Internet etc. de guaje pasaba (y paso) las noches de verano siguiendo las evoluciones de las "curuxas" (Lechuzas) que anidaban en los aleros de las viejas casas del pueblo, o caminaba por las caleyas de las afueras del pueblo, cerca de los bosques, en la búsqueda del ulular de los Cárabos.
En estos últimos años he tenido la inmensa suerte de que mi novia me acompañe en estas salidas nocturnas, aunque he de reconocer que no le hace mucha gracia estar completamente a oscuras con el peculiar "craqueo" que emiten las Lechuzas. A pesar de esto no duda ni un momento en ponerse las botas, el abrigo e irse conmigo linterna en mano; lo cual para mí es una gran satisfacción, porque así por lo menos paso la noche entretenido y las personas que me encuentro ya saben así que no soy un asesino solitario...
En el pueblo en el que habito una parte del año, tenemos la suerte de tener alguna que otra pareja de Lechuza común (Tyto alba) pese a no tener explotaciones ganaderas que favorezca su presencia, ni tampoco altos campanarios de iglesias, edificios antiguos, etc. ; pero a pesar de esto, los años buenos se ven fácilmente un par de parejas por el pueblo, incluso se solapan territorios entre ellas, llegando a anidar unas cerca de las otras.

NOTA: Perdonar que no suba fotos de los lugares que escogen para anidar, por eso de que en Internet puedes encontrarte muy buena gente, pero también unos cuantos hijos de puta con malas intenciones. Así que lo siento por la gran mayoría que os pasáis por aquí con buena intención y corazón, pero creo que vale más prevenir... ¿verdad?

Otros años parece más difícil dar con ellas, a pesar de que son aves sedentarias, con un mismo territorio (al que por cierto son muy fieles) y pese a que tampoco existen aparentemente peligros para ellas cómo depredadores, autopistas (en cuyos arcenes encontramos muchas de ellas atropelladas), ni venenos o expoliadores que yo sepa; incluso hay años en los que no escuchas reclamar a los polluelos dentro de los mismos aleros en dónde han criado el año anterior, e incluso en segundas puestas si el alimento abunda, y su presencia se constata apenas escuchándolas un par de veces en noches salteadas.
Cómo decía arriba, desde hace ya mucho tiempo pensé en la forma de ayudar a estas bellas rapaces y el detonante de todo esto fue ver que uno de los aleros en los que criaban una de las dos parejas de "curuxas" era totalmente reformado por los humanos y por tanto, había desaparecido el agujero en la madera por donde accedían al nido.
Personalmente para mí es una pena bastante grande, porque era un sitio apartado en dónde estos últimos años las esperábamos al oscurecer o al amanecer sentados, observando tranquilamente sus idas y venidas, la crianza de sus polladas durante las agradables noches de verano, cómo se posaban en los alrededores etc.
Pero tampoco voy a echar pestes, ni a decir nada en contra de esta actuación,  pues sinceramente si el alero de mi casa estuviera en esas condiciones también yo me decidiría a arreglarlo y que no se me cayera la casa.
Cómo ya sabéis, la Lechuza común es un ave que se encuentra muy ligada al entorno rural, cohabitando desde antaño con los hombres y mujeres de nuestros campos.
A pesar de su leyenda negra y dejando al margen las antiguas supersticiones que rodean al ave injustamente, el hombre tradicional del campo solamente con su observación directa se dio cuenta de que allí en dónde había una de estas bellas aves, no había problema ni de "ratos", ni de topos o "surnias" que afectasen a sus tierras y cultivos; esto con el devenir de los tiempos se fue olvidando por el campesino moderno, ya que la búsqueda de lo rápido, económico, comercial (y falsamente más efectivo) le conducía a llenar el campo no solamente de abonos y demás química sino de venenos; y así nos fue y nos va...
Solamente con el fracaso de esta política, parece que ahora afortunadamente se vuelve a lo de siempre...
Rapaces contra plagas
Si algo tienen las curuxas es que se resienten si se alteran mínimamente esos factores (disponibilidad de alimento y lugares de cría) por lo que su población fluctúa, y aviso: no es fácil que un territorio perdido se recupere fácilmente al año siguiente, sino que igual se pierde para siempre o no se vuelve a ocupar en unos cuantos años.
A esto le sumamos que la reconstrucción, reforma de casas y edificaciones de los pueblos para nada son atractivas desde el punto de vista "lechuzil", la cual necesita agujeros en edificaciones antiguas, y toda obra o reforma en antiguos edificios tiende a tapar o hacer desaparecer estos agujeros.
Menos mal que existen una serie de proyectos bastante interesantes:
Lechuza ALCEDO
Sinceramente, pensándolo durante tiempo siento que mi capacidad de actuación para combatir esto solamente es efectiva en mi casa, jajaja, y tb. a través de las líneas de este blog.
Lo primero de todo es averiguar que puedo yo ofrecer a las Lechuzas; lo que quiero decir con esto es que ,de hacer algo bueno por la Lechuzas, que al menos sea efectivo, asumible y realizable, no hacer una cosa utópica y poco práctica en la realidad.
Mirando el terreno y el plano de Google Maps me di cuenta de que ,por alguna circunstancia en mi barrio, no les daba por anidar al menos que yo recuerde en 30 años, aunque sí era visitado frecuentemente por ellas todo el año, todos esos años, pero: ¿Cuando se produce la mayor frecuencia de esas visitas?.
Pues lógicamente cuando criaban aparecían mas a menudo por aquí, ya que es el momento en el que tienen que cazar mayor número de roedores durante casi toda la noche para cebar a su numerosa y quejicosa prole.
Además observé que también aparecían por aquí, al igual que el jabalí, cuando o bien nosotros, o bien mi vecino, segábamos las fincas de casa.
Creo que uno de los múltiples factores de la desaparición de las Lechuzas, al menos en Asturias, fue el cambio en los años 80 y 90 del tipo de agricultura; ya que aparte del último abandono del campo-ciudad, también se une a los cambios en los usos del campo, ya que antes los prados se segaban y la hierba seca (o curada), se almacenaba en los pajares de las cuadras, sin embargo ahora los prados pasan a ser simples pastizales para el ganado de carne y se siegan un par de veces para hacer las llamadas "bolas" o "bolos" de silo que vemos juntos en las orillas de los prados con su forma redonda de plástico y de colores tan atractivos cómo el blanco o negro...
Las fincas del pueblo, no se escaparon a este cambio de hábitos, ya que nuestros abuelos (o incluso padres) dejaron de ser ganaderos; por lo que estas fincas o huertas cercanas a nuestras casas dejaron de cultivarse o de segarse para alimentar a los animales.
Solamente es ahora, con la crisis económica, las prejubilaciones y el paro, cuando se vuelve a los pueblos a plantar hortalizas en las huertas, plantar frutales, tras decenas de años en barbecho.
Sin embargo yo al recibir esta herencia, me he tenido que reconvertir en granjero artificial,  de origen urbano, de "fin de semana" y fan de "Stihl y Leroy Merlin".. yo claro esta y todos aquellos hijos y nietos de agricultores y mujeres del campo que aún hoy en día conservan su micromundo rural a modo de casa de verano, casa rural de alquiler, o una casita para pasar el fin de semana, alejado de la urbe.
Por lo que ,al igual que "mio guelu" y que otros "guelos", en el barrio somos un par de ellos los que tenemos que gustosamente pringar y dedicar buen tiempo de nuestras vacaciones y días libres a volver a plantar, podar, y cuidar frutales, limpiar las lindes, desbrozar y segar frecuentemente nuestras fincas para tenerlas limpias, todo ello con un cierto sabor a recuerdo de nuestros antepasados ya fallecidos.
El vecino tampoco lo hace mal...
Aunque el fin de lo que hacemos ahora con las fincas no sea alimentar a las inexistentes vacas como en antaño, a la Curuxa no le importa mucho esto.
En este asunto estamos bien cubiertos en la zona, pues pese a no anidar aquí, nos visitan frecuentemente en la búsqueda de esos roedores, que encima destrozan nuestros  flamantes céspedes y huertos; por lo que las Lechuzas siguen hoy en día realizando una labor encomiable.
Entonces si aquí tienen un hábitat digamos ideal, la siguiente y lógica pregunta es: 
¿por qué entonces no crían aquí? pues no lo sé a ciencia cierta, pero pueden existir un par de factores:
- En primer lugar el barrio se sitúa en la periferia del núcleo rural, y aparte de pequeñas fincas bien atendidas, estamos rodeados por una mayoría de pastizales y ya a partir de aquí entramos en las manchas forestales que resisten al eucalito, estamos ya en el territorio de la otra rapaz nocturna: el Cárabo europeo.
Abajo Google Earth con el barrio de "Los Malatos" en el que habito y con un pincho amarillo el lugar en dónde se situará la caja-nido prevista.
- En segundo lugar, todos los años echo un vistazo a todas las casas, cuadras y "edificios" de alrededor en la búsqueda de nuevos posaderos, territorios, evidencias de su presencia o lugares de anidamiento (por soñar que no quedé...) encontrando solamente un par de sitios ideales para ello, el resto son sitios inadecuados o que carecerían de interés para anidar.
Pese a todo esto, las lechuzas crían a 240 y 426 metros en línea recta de la caja nido instalada.
Con estas premisas bien aprendidas y memorizadas durante varios años he pensado en instalar una caja-nido específica para Lechuzas, pero por circunstancias varias lo he ido retrasando. El detonante para ponerme las pilas fue la desaparición de dicho nido de una de las dos parejas habituales, así que no ha sido hasta el Otoño cuando me he puesto con la operación: "CajaCuruxa2012".
Además de fincas bien atendidas y disponibilidad de alimento abundante y frecuente ¿qué más le puedo ofrecer yo a una lechuza
Pues creo que una buena caja-nido para que se pueda cobijar, refugiarse y ya de paso: criar.
Aquí continua el trabajo de laboratorio, porque: ¿qué hacer un domingo lluvioso y frío?
¿qué vamos a hacer ahora que los días son más cortos de luz solar y las tardes no nos dan para nada?
Pues yo me he dedicado primeramente a mirar y remirar los diferentes modelos de cajas-nido para Lechuzas que se han construido y publicado en Internet, consultar las diferentes experiencias de anidamiento en cajas-nido etc. Además he contado con la ayuda, tanto visitando sus blogs cómo personalmente de:
Haritz
Alberto
Unos verdaderos fenómenos que ,desde aquí, quiero darles las gracias y mi agradecimiento más sincero.
El lugar de colocación de la caja nido para Lechuzas era fundamental, puesto que a diferencia de las otras cajas nido para páridos y otras aves, esta debe de reunir una serie de requisitos un tanto más específicos y exigentes.
Abajo la vista panorámica desde el lugar en el que la caja-nido va a ser colocada:
En primer lugar tenía que ser una caja para exterior, es decir, si miráis por Internet encontrareis dos tipos de cajas-nido para Lechuza:
- Una para interior, se coloca dentro de una nave, en un desván antiguo, en un campanario etc., es decir que va colocado en un lugar atechado.
Ejemplo:
Caja nido Lechuza interior
- En segundo lugar existen cajas nidos para exterior, o lo que es lo mismo: van fijadas por fuera a una pared de un edificio o instaladas en un árbol.
Ejemplo:
Caja nido lechuza exterior
Os paso los siguientes planos y vosotros decidís las medidas y modelos, aunque os aconsejo que os paséis por los dos blogs de los señores de arriba:


Hay multitud de modelos y dimensiones, parece que no se pone nadie de acuerdo con las medidas "oficiales", o hacer una caja standard; en definitiva: no encuentras dos planos iguales con las mismas medidas.



Yo creo que ,al margen de diferencias de milímetros y centímetros, lo importante y primordial del asunto es escoger bien el sitio en dónde colocarla y que esté bien construida.
Ejemplo:
Éxito caja-nido Lechuza en Cantabria
Cómo bien decía la "moza" cuando me veía en casa echando cuentas y medidas y maldiciendo dioses varios a las tantas de la mañana... 
¿Qué más dará un centímetro arriba o abajo si vienen de anidar en un alero de mierda, podre, entrando el agua y la luz y "sin homologar"? jajaja
Más que un "caxón pa´páxaros" cómo anunció mi madre ,con cierto escepticismo, a la vecindad del pueblo ávida de noticas, parecía que yo estaba diseñando una nave espacial o un rascacielos, y la verdad es que ,a veces, un poco de sensatez externa no nos viene mal...
Me decidí por instalar una caja exterior, pese a que no es fácil dar con un sitio así, en primer lugar porque debe de ser un árbol preferentemente caducifolio porque ,cómo a la gran mayoría de pájaros y de nosotros los "pajareros", (salvo a los del FAPAS...) no creo que a mis huéspedes les guste cobijarse bajo un pino, o de un "eucalito"... :)
Eucalitos eucalitos, munchos eucalitos Asturaliaaaa!!!
Aunque no niego que pueda darse ese caso, es preferible ajustarse a un hábitat típico. Además debe de ser un árbol fuerte y alto, ya que por una lado la "cajita" al final del proceso de construcción pesará tranquilamente unos 9 kilos, cosa que para soportar eso (con temporales incluidos) no es broma para un árbol y por otro lado, la rapaz al parecer necesita una altura de no menos de 6 metros.
Así que con estos requisitos previos, solamente me quedaba un candidato en la finca, ¿adivináis cual?.
Una vez que más o menos tenía la idea, el lugar y el plano de la caja nido, era el momento de ir a por la materia prima... madera de pino de 18 milímetros de espesor; y nada mejor que este tablero de 2 metros de largo por 60 cms de ancho, de oferta a 11,95 € en cualquier Leroy Merlin. 
Si este precio os parece caro, por menos dinero podéis comprar por 10,75€ una acción del Real Oviedo y convertiros en accionistas de un club histórico:
Compra online
;)
Seguimos, tras revisar unos 20 tablones y ya cuando los empleados nos miraban ya mal, encontramos una  bastante decente para nuestro propósito.
Quién viera por televisión la saga de "Bricomania", sabrá que la madera de pino es fácil de trabajar, pero que tiene el problema de los nudos; así que recomiendo buscar un tablón que presente pocos nudos o defectos y que veáis que estos no afecten a la tabla a modo de grietas o que presenten agujeros que traspasen la madera de lado a lado.
Por último y finalizando la compra, tocaba pasar por la sección de clavos y tornillos para coger un buen puñado de tornillos y clavos por apenas 1,50€...
Os pongo los precios para que el tema económico o el desconocimiento no sean disculpa para no hacer nada.
¿No esta mal, verdad? el ahorro respecto a comprar la caja-nido hecha es bastante evidente:
Venta caja-nido lechuza
Un par de cosas referentes a la madera: 
El tablón entra en casi todos los coches, por lo que tampoco es disculpa dejar de hacer esta caja-nido porque "en mi coche seguro que no entra", tan solo tenéis que tomar un par de mínimas precauciones por vuestra seguridad y para no fastidiar el coche por dentro (nada raro que seguramente no hayáis hecho ya transportando muebles del Ikea o cargando las maletas de las vacaciones... ;)
Si al contrario, sois de esos tipos orgullosos que dicen a todo ¡¡"por mis coj... que entra dentro"!! y no hay manera, os pueden cortar el tablón en el momento a la medida que queráis. Lo mismo os digo si no quereís cortarlo en casa por comodidad, ruido, polvo...
Foto de abajo: Allá nos vamos felices para casa....
La siguiente fase es un tanto compleja y depende de las posibilidades de cada uno...el "centro de operaciones" no lo monté esta vez en la casa del pueblo, sino que fue en el piso de Gijón, ciudad en la que resido actualmente.
Esto tiene muchos handicaps en cuanto a limpieza, organización y ruidos, ya que lógicamente no es lo mismo ponerse a serrar, clavar etc. en una casa, que en un 5º... 
Tengo la suerte de que la parienta es una santa y me permitió el capricho, eso sí, luego me tocó limpiar a muerte el resto de piso y el coche para compensarla... jejeje
Foto: "el tablón de pino, uno más en la familia"
;)
Respecto a los vecinos, lo resumo rápidamente: con los de al lado no hubo problema, con bajar al garaje y aprovechar cuando no tuvieran el coche aparcado para darle a la sierra y al clavo y con los de abajo fue un "acuerdo tácito sin vernos ni hablarlo face to face"; para que me entendáis: decidí que cada vez que ellos hacían ruido en forma de música alta, discusiones/voces y el niño de mierda tocando la p... flauta, yo me ponía a serrar o clavar.
Oye!! pues fue mano de santo con ellos...ahora estoy hasta preocupado de que no estén todos muertos por un escape de gas, porque ni se les siente respirar... 
;)
Pero antes de los consiguiente golpes y ruidos, tocaba plasmar en el tablón las medidas de la caja-nido a realizar; por suerte cuento con un metro que tiene las medidas tanto en pulgadas como en centímetros, por lo que puedo adaptar al instante los planos con medidas anglos, sajonas y amerindias.
Ya os aviso de que esta caja no sigue ningún modelo o plano ya hecho (es original "Made in ElÑerudelXuan") puesto que he cambiado algunas cosas que no me gustaban e incorporado otras que sí; no lo he hecho por capricho, sino tras estudiarlo y hablarlo con alguno de los "gurús" del tema.
La caja tiene en el interior una división interna en dos partes, una primera es la parte de acceso o yo llamo: "pasillo", es decir parte por la que entra el ave dentro de la caja y que se comunica a su vez por otro agujero al fondo con lo que yo llamo "cámara", que es en dónde realizan la puesta y sacan adelante a sus pollos.
Esto se ve bien aquí:
Cómo podréis observar en las fotos que voy subiendo mientras escribo todo esto, una vez marcadas las piezas en el tablón y cortadas con la sierra de calar, solamente se trata de ir uniendo las distintas piezas ya cortadas.
Lo sé, tengo que limpiar la arena al gato
;)
Una de las modificaciones sobre otros planos y cajas que he visto es que si os fijáis bien en la foto de abajo, el tejado (o la parte de arriba del cajón) esta ligeramente inclinada, solamente son 2 centímetros de inclinación, pero lo suficientemente para que el agua, hojas etc. no queden paradas en el tejado y se deslicen hacia afuera de la caja-nido.
 Cualquier momento y sitio era bueno para ir armando la caja-nido poco a poco:
Cómo la caja va a ir a la intemperie y el pino no es una madera muy dura o resistente a las inclemencias del tiempo, una de las medidas para intentar que me dure más, es encajar las piezas verticales sobre las horizontales, a modo de cierre. No sé si lo he explicado bien, pero se ve bien aquí abajo, el objetivo es algo que voy a repetir muchas veces: evitar que nos entren en el interior 3 cosas difíciles de detener: insectos, agua y luz.
De esta manera pienso que no se pueden filtrar/colar tan fácilmente por las tablas verticales, aunque por contra: hay que ser "más fino" a la hora de hacer los cortes en las piezas para que encajen bien unas con otras.
- Para fijar bien las piezas, he usado 4 elementos; primero una buena cola que esta de moda y que ya veremos el resultado que da a largo plazo...
- Después unos buenos tornillos de 5 centímetros:
Estos tornillos son la parte fundamental de la sujeción de la estructura, de ellos depende una buena sujeción y unión de las partes.
Ojo!! esta vez no he usado el atornillador eléctrico, sino que los metí a muñeca, y así me quedó el brazo... jejeje
 - Seguimos con unos buenos y tradicionales clavos de 4 centímetros que no pueden faltar en estas tareas porque: ¿que sería de toda esta obra sin dar un solo martillazo o golpe?:
- Finalmente, sellamos los bordes del exterior con masilla reparadora de pino que funciona de miedo y que ya he utilizado ,con muy buenos resultados, en el sellado de las cajas-nido para páridos; además es bastante barata y fácil de encontrar y aplicar:
El antes y el después del sellado de las uniones:
- Y de nuevo volvemos con la cola al interior:
El motivo de este sellado interior es extra porque ,aparte de unir y fijar bien las diferentes piezas; se trata de que especialmente no entre la luz en el interior, con ello casi convertimos la caja en estanca.
Si insisto tanto en el tema de la luz, es porque a las lechuzas no les gusta la luz, por lo que esto es uno de los pilares o mandamientos de mi "caxón", y va a misa...
Una caja puede aparentemente ser perfecta en cuanto ubicación, altura, medidas etc. pero si le entra luz, creo que las Lechuzas pasarán de ella olímpicamente.

En la cara de la caja que da al frente, se realiza el agujero de entrada a la caja-nido, tiene que tener unas características particulares, a 10 cms del suelo o la base y con unas medidas que varían según los diferentes modelos, pero que yo he establecido en 14,5 cms. de ancho por 15 cms. de alto. Os aviso porque si buscáis encontrareis diferentes medidas de este agujero, pero más o menos, son esas.
Otra modificación que he hecho es la puerta de acceso, en casi todas las cajas-nido que he visto estas semanas pasadas, la sitúan o arriba (en el tejado) o en la parte de atrás de la caja; pero se me planteaban varios problemas poniéndola en estos dos sitios.
- El primero es que la escalera se me queda corta y ya no me da más altura, por lo que no podría acceder bien al interior desde allá arriba para revisarla, limpiar el interior etc.
Si por el contrario la puerta fuera en la parte posterior, tendría que descolgarla del árbol para poder abrir dicha puerta, una cosa un tanto absurda en mi caso.
- El segundo básicamente es la entrada de luz/lluvia/insectos, sinceramente no me interesa ninguna ranura o mínimo espacio por la que se pueda filtrar tanto la luz cómo el agua y menos aún: desde la parte de arriba de la caja.
Así que finalmente la he puesto abajo en un lateral, es pequeñita puesto que tampoco es mi intención andar abriéndola y cerrándola muy a menudo, ni tampoco me sirve nada más que para limpiar el interior y realizar una inspección ocular muy de vez en cuando, por lo que he pensado que en cuanto más pequeña en definitiva: mejor.
La puerta tiene un par de cosillas para explicar; cómo veis en la foto de arriba, pese a que procuré hacer los cortes bien rectos, una sierra de calar corta cómo corta y unido a un zurdo que la maneje... ;)
por lo que las uniones no encajarán bien al 100% por muy buen pulso que tengáis, así que le dí vueltas a la cabeza y para que no entren los de siempre (insectos, agua y luz), le puse un par de remedios:
- Primero con el trozo de goma que me sobraba de las otras cajas-nido (era la funda de un antiguo puñal en una época oscura y turbia de mi vida pasada jajaja...) cortamos una tira y la pegamos arriba, pero por dentro de la caja:
Este es el resultado final, aquí se ve bien este proceso:
Lo ideal hubiera sido graparla desde dentro, pero fue un remedio sobre la marcha, así que para fijar la tira interior utilizamos lo más potente en pegamentos y dejamos secar bien:
Lo siguiente es hacer la bisagra de la puerta; podría haberle puesto la típica bisagra metálica, pero me decidí por esta porque a la vez que realiza su trabajo de abrir y cerrar la tapa/puerta, también me aisla ese lado entero; aparte de que no quiero poner ni pestillos ni bisagras que se oxiden con el tiempo.
Al final el resultado es éste:, cómo veis al cerrar la puerta, gracias a la tira interior y a la bisagra de goma, no entrará nada del exterior:
Cómo elemento de cierre, no me compliqué mucho la vida, algo fácil y sencillo:
Todo esto es opcional y mientras la puerta quede bien cerrada vale cualquier otra idea.
Una vez que ya tenemos hecha la estructura de 6 piezas o tablas unidas y hemos hecho la puerta en uno de los laterales, el siguiente paso es unir la pieza que divide la caja en dos partes y su función es a modo de pared o tabique de división.
Esta pieza me ha llevado un buen tiempo, la he realizado ajustándola a milímetros, para que quede el mínimo espacio entre las diferentes partes y se ajuste al máximo a la estructura de la caja. 
El agujero cuadrado de paso a la cámara es idéntico al de la entrada a la caja-nido.
Una vez cortada la pieza, la anclamos bien de la misma manera que el resto de las diferentes partes (con cola, tornillos y clavos) ojo, aquí tenemos que medir bien para que los clavos y tornillos coincidan con la tabla vertical del medio que tenemos dentro y no nos pasemos de frenada...
Una vez bien fijada esta pieza intermedia, procedemos a sellar bien las uniones tanto por dentro cómo por fuera; cómo veis en la foto de abajo el resultado final es éste, esto sería lo que ve una Lechuza desde la entrada de la caja.
Aunque en la foto parece más estrecho, nos quedará una especie de pasillo-corredor de unos 18 centímetros de ancho en el que ,por lo que tengo visto en alguna webcams de pájaros, las rapaces suelen utilizar este espacio no solamente para acceder a la cámara, sino también para descansar durante el día, refugiarse de temporales, frío, vigilar etc:
Ya tenemos todas las partes unidas pero nos queda un añadido personal a la caja-nido lechuzil que ya aviso que es totalmente dispensable, pero ya que tenía por casa unos recortes de esquineros de pared...¿qué mejor momento para utilizarlos?
Los he fijado con pegamento de ese que anuncian que pegan edificios unos con otros y con un par de puntas en los extremos, rematando con masilla las esquinas y uniones para que sean lo más impermeables posibles...
Cómo veis en en la foto de más abajo, la función que le otorgo a este esquinero es doble; porque por un lado refuerza todo lo anterior (no: agua, bichos, luz) y también me sirve de soporte al tejadillo que le vamos a poner más adelante.
El resultado final será más o menos éste:
Respecto a la parte que lleva el esquinero en la puerta de acceso lo solucioné del siguiente modo:
Cómo se observa en la foto de arriba, el esquinero es ,a propósito, más largo que la propia puerta; pero lo hice para que no entre lo de siempre por las uniones.
De este modo entre la bisagra a la derecha, el trozo de goma del interior arriba y éste esquinero a la izquierda, el sellado es completo a los cuatro lados.
Me queda un detalle ya para obtener buena nota; en las noches largas de consulta internauta observé que en algunas cajas para nocturnas, a la entrada de las mismas les incluyen un pequeño tejadillo cuya función creo que es la de impedir que el agua de la lluvia entre adentro y también para reducir o eliminar luz solar del interior.
Así que seguí aprovechando los recortes y el resultado fue éste en el agujero de la entrada:
Más o menos la labor de carpintería ya la tenemos acabada, pero nos falta añadirle un buen soporte vertical que la fije correctamente al árbol. Esto también varía dependiendo del tipo de soporte que tengáis pensado utilizar para fijar la caja. 
En mi caso particular, ya he llevado la caja-nido al pueblo y he hecho este soporte a la medida de la parte concreta del tronco del roble en el que quiero que vaya bien sujeta.
El peso que soportará esta pieza (un tablón de obra de toda la vida y naturalmente "prestao", que así es cómo sabe mejor...) es bastante grande, además la altura a la que va la caja es considerable, por lo que no tengáis miedo a la hora de meter tornillos...
Especialmente es importante fijar los tornillos a los bordes, en dónde tendrá mayor agarre.
Ojo!! cuidado con no traspasar la tabla con los mismos, no vaya a ser que los bichos al entrar dentro poco más queden empalados...
Queda tirar de brocha, en primer lugar decir que aproveché los botes de pintura que seguramente tenemos todos almacenados por casa; pienso que no hay mejor reciclaje que el acabar todos esos productos que empezamos para nuestras chapuzas varias pero que no llegamos a acabar y los guardamos inúltimente, por lo que seguramente al cabo del tiempo caducan, no nos sirven para la siguiente obra, y los tiramos a la basura sin más.
Por ejemplo: tenía un bote a medio acabar de tratamiento para la madera, lo que quedaba en el bote no me daría ni para utilizarlo en una puerta, por eso lo tenía guardado sin darle un  uso, hasta ahora que se me iluminaron los ojos al verlo en la estanteria...
¡¡Señores: digan lo que digan nuestras señoras, no hay nada mejor que guardarlo todo!!
;)
Al parecer y según lo que dice el bote, el protector de madera es: insecticida, fungicida, hidrófugo, protege del sol y es de poro abierto.. 
Seguro que si echamos un trago nos convierte también en inmortales... (broma: ON) por mí con tal de que cumpla la mitad de lo que dice...
Una mano bastante ligera pero que cubra todo y lo dejamos secar bien 6 horas y pasamos a utilizar el bote de barniz que usé para una viga de madera antigua, curiosamente el barniz es de color roble, y la caja-nido va fijada a un roble; por lo que tb. nos viene genial.
Las manos de barniz dependen del gusto o posibilidades de cada uno y de cómo vea el acabado de la madera según vaya pintando, cómo yo ya le he dado anteriormente una mano del tratamiento, en este caso con una sola mano ya quedaría perfectamente impermeable y de tacto pulido y liso.
Pero cómo me tiene que durar un par de años allí colgada, decido dejar secar a esta capa y darle posteriormente una segunda mano. Será por manos...
Os dejo una foto para que veáis la diferencia entre una sola mano (a la derecha) o con dos manos (izquierda)
Ojo!! todo este tema de tratamientos para la madera o barnices los utilizamos solamente en el exterior de la caja, el interior ni se toca, se deja de madera de pino tal cual.
Si ya os tenéis que estirar y comprar un bote de barniz para darle, os aconsejo que ya deberías de ir a por un barniz ecológico.
La última parte, la dejé en el aire hasta el último momento, anteriormente había barajado gracias a la opinión y experiencia de Alberto, era el ponerle o no en el tejado un plástico rígido pero flexible (o algo similar) para que protegiera a la caja ,aún más, de las inclemencias del tiempo lluvioso astur.
Así que tras hablarlo con él y ver que el sí le había puesto "tejadillo", corría por el desván de casa y encontré estas láminas de plástico que se utilizaban para forrar las paredes que estaban en mal estado.
Las uniones entre estas láminas es fácil, es tipo "clic" de suelo tarima; ademas al ser rígidas e impermeables parecen resistir bien el agua.
Por lo que tocaba tirar de cutter y cortar y ensamblar las piezas a la medida del tejado de la caja-nido; eso si: con picardía dejamos un par de centímetros de más para que el agua no caiga directamente sobre la madera, sino que ya caiga al suelo sin tocar la madera.
Uniendo las piezas y anclándolas con pegamento y chinchetas de rabo largo (así no entra el agua por el agujero) vemos que los esquineros puestos en los bordes cumplen una función extra, la de dejar una especie de cámara de aire entre el tejado de plástico y la madera de la caja, por lo que nuestro tejadillo ni tocará la madera directamente.
El resultado final será el de más abajo, además como veis éstas láminas imitan el color y los nudos de la madera, por lo que nos viene genial.
El siguiente paso es rellenar la cámara con serrín de madera de roble, cortado en largo; aquí aviso de que hay un poco de controversia, pues no logro acertar si la mejor solución es dejar la cámara sin nada ya que las lechuzas ponen los huevos sobre las propias egagrópilas que expulsan, o bien ponerles paja, arena, serrín etc.
No recuerdo bien en dónde leí que ,en el caso de poner serrín, éste no debería de ser el típico serrín en polvo, sino que debe de ser trozos largos. Tampoco sé o recuerdo el motivo.
Quedan solamente tres detalles: uno es cerrar la puerta con un brida de plástico que deje la puerta bien cerrada:
Otro es realizar con una broca de madera del 5, un fino agujero en el suelo de la parte de la entrada y otro en la parte de la cámara, su función será desalojar el posible agua que pueda entrar dentro. Aunque hemos sellado todo bien, nunca se sabe...
En algunas cajas veo que hacen agujeros de ventilación, yo creo que son un tanto absurdos y que lo único que consiguen es todo lo que llevo yo evitando paso tras paso.
Aconsejo (si se puede) hacer los agujeros una vez colocada la caja, el motivo es que el árbol o la pared pueden engañarnos y no ser rectos del todo, por lo que al colgar la caja puede que tenga alguna inclinación que no hemos calculado desde abajo, así que haremos los agujeros allá en donde veamos que se puede acumular agua al estar inclinada.
Finalmente, un trozo de lo que nos ha sobrado de tablón de pino nos ha servido para utilizarlo cómo posadero; lo he dejado sin barnizar para que ,al contacto con las patas del ave, no le resulte extraño posarse allí.
No tiene ningún misterio puesto que las ramas del árbol le servirán de posadero, a diferencia de la caja-nido interior, no necesitaremos una peana debajo.
Ahora nos queda la parte más difícil y delicado del proceso, con una buena escalera (prestada por mi vecino sportinguista Juan) toca subir esa especie de "mini ataúd" que hemos construido al roble unos 6 metros ante el asombro y estupefacto de la vecindad.
Para que os hagáis a la idea del porte del árbol, vamos a poner a mi tío cómo referencia, el cual por cierto me ayudó gustosamente en esta última fase:
Subir la caja no fue fácil y debemos de tener mucho cuidado dado lo aparatoso del "cajón" y su peso nada desdeñable, al final pillé una buena sudada mientras ya anochecía, pero puedo decir quedó bien fijada al árbol y perfectamente orientada:
Me hubiera gustado utilizar un método menos agresivo para el árbol que las puntas, y en parte el alambre acerado que veis, bien tensado al tronco con unos alicates, me ha evitado clavar unas cuantas más, pero en la parte de abajo del roble es donde hacemos el compost con la hierba segada de la finca, y no me gustaría que los 9 kilos de pino cayeran en la cabeza de alguno que pasara por allí...  
Cómo buena obra, había que esperar a que volviera a llover, así que al día siguiente regresé al árbol para ver cómo había pasado el primer día a la intemperie bajo el frío y la pertinaz lluvia, si había algún problema no detectado la tarde anterior etc.
Cómo podéis observar en las dos fotos de arriba, el tejadillo de plástico rígido, soporta muy  bien el agua, además dado la leve inclinación y su superficie pulida no porosa, permite que el agua desaparezca casi al instante. Esto me ha sorprendido positivamente.
Por otro lado, las dos buenas manos de barniz hacen lo propio con el agua en los laterales de madera.
Al fondo se ve el Pico Soberrón o cómo lo conocemos aquí "El Castiellu" visto desde la  imponente y recién inaugurada caja-nido para Lechuzas de La Galguera, Llanes.
El Pico, pese a su escasa altura, es por su forma desafiante el emblema totémico del Texeu y casi me atrevería a decir que de toda la Sierra de El Cuera (con permiso del Pico Turbina), pues desde su cima se observa una buena franja de Mar Cantábrico.
Lo de llamarlo "Castiellu" se confunde o se asocia erróneamente a la forma de la montaña con un castillo, sin embargo la cosa va más allá, ya que cuando Llanes formaba parte en la Edad Media de la Puebla de Aguilar, se estableció en su cima una especie de atalaya de observación-defensa, (hoy en día llamarlo: Castillo de Aguilar, es un tanto presuntuoso...) del cuál hoy en día quedan algunos restos. Su origen se documenta ya en el año 1032.
Posteriormente, este puesto elevado de observación-defensa se abandonó, trasladándose a un edificio en el siglo XIII, el hoy conocido y famoso: torreón de Llanes.
Torreón de Llanes
Tiene muchas leyendas además mi abuelo con 7 años pasaba largas temporadas por allá cuidando de las cabras y yo con esos 7 años decidí un día salir de casa y subir sólo hasta allá, pese al disgusto familiar, no se me quitaron las ganas y no es raro el año que suba 4 o 5 veces al año; pero eso es otra historia que ya contaré...
Conclusiones finales:
1. En cuanto a la construcción de la caja, creo que según las dimensiones estudiadas, me ha quedado tal vez un pelín pequeña; me ha quedado finalmente en unos 90 cms de largo por 60 cms. de ancho y unos 40 cms. de alto (aproximadamente), cuando hay cajas-nido que fácilmente alcanzan casi el metro de largo y los 45 cms de alto.
2.  Siendo sincero y aséptico ,pese a mi entusiasmo en tan maña obra, creo que las probabilidades de que ocupen la caja son mínimas, por lo menos a corto plazo. 
3. Eso sí, yo me siento tranquilo con esta labor y los vecinos al menos ya saben de qué va el asunto ante la nueva visión de esa extraña caja colgada del árbol...

Un saludoooo!!

12 comentarios:

  1. Joder Juan tas echo todo un manitas.

    Mucha suerte en estos proyectos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Amador, más que "manitas" manazas... jajaja
      un saludo

      Eliminar
  2. Por cierto ya se donde vives, ja,ja,ja esa ventana te delata.

    Asi que eres maquero.........., contento con la maquinita????

    Tengo que tener una conversacion contigo sobre esos chismes...., yo tengo uno igual y quiero sustituirle la lectora de cd por un disco de 1TB, pero ya te contare un dia con una cervecita.

    ResponderEliminar
  3. Después de la pechada que te has pegado entre la compra de materiales, el paso a paso supremo que te has clavado con todo lujo de detalles (vamos, que el que no sepa hacer una caja nido es que es tonto profundo) y finalmente el acabado lujoso, es como para echarles a las lechuzas un búho real para que las encorra.
    Eres un hacha con la bricomanía Juan. Enhorabuena.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Hola amigo Javier!!
    La pechada ha sido gustosa, ya se sabe eso de sarna con gusto...
    El búho real ojalá venga a visitar a las Lechuzas jajaja, el ejemplar más cercano del que tengo constancia, vive curiosamente en un acantilado marino, en una cueva.
    cosas de buhos...

    un saludo y muchas gracias!!

    ResponderEliminar
  5. Te has lucido tio!
    me quito el sombrero por tu buen hacer, pericia e ingenio. Un entradon en toda regla que es ya referencia en este campo. Tus argucias manuales son geniales.
    Ademas espero que tus vecinos te quieran copiar y sepan valorar mas la lechuzas y la fauna.
    Solo espero que la ocupen y tengas la suerte de cerrar la rueda aunque lo mas importante es el ejemplo que das.....
    Me pregunto como te las arrglaste solo para subir y colocar ese cajon!!??
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola amigo Haritz
      Me alegro sobremanera que te haya gustado la caja, no en vano eres uno de los pilares de esto. jejeje
      Yo también espero que la ocupen, aunque lo veo difícil...
      Para subirla, como buen asturiano, tiré de buena escalera y mejor brazo... jejeje
      ;)
      he de confesarte que hubo un momento en el que tuve que hacer una pausa a mitad de escalera porque no tenía más fuerzas; de hecho podía estar a más altura pero no podía subirla por encima de los hombros y fijarla a la vez al tronco.
      Acabé bastante reventao, pero contento al ver que no se movia.
      un saludo amigo!!

      Eliminar
  6. Muy buen y arduo trabajo...pero te podías haber ahorrado mas de la mitad del trabajo si les hubieras pedido que te cortaran los tablones en el Leroy Merlin (que es gratis por cierto). Y dejas la sierra de calar para los detalles.
    Aun asi buen trabajo.
    A ver si hay suerte y la ocupan.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias. En el momento que compré los tablones había bastante cola y poco personal, además aún no tenia muy claras las medidas. Para la próxima... Un saludo

      Eliminar
  7. Juan , como lo llevas te han entrado las lechuzas este año, ?? El lumes me pongo a construir una, un saludo desde JUMILLA (Murcia)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La caja fue un auténtico fracaso, yo creo que anidó de todo allí menos las Lechuzas jajaja. Finalmente la he quitado. Ahora voy a ponerla en el interior de una cuadra abandonada que pertenece a una casa en cuyo alero han anidado. De todo se aprende.
      un saludo desde Asturias y gracias por el interes. Ya iré informando

      Eliminar
  8. Hola Juan,me ha gustado mucho todo el interes y tu gran proyecto,aver si ai suerte,informanos del asunto cuando puedas,me parece algo muy interesante lo que haces,saludos.

    ResponderEliminar

Me gusta que la gente lea y comente, escuchar otras opiniones, aprender juntos y ver que hay vida más allá de la pantalla; por eso procuro contestar a todos vuestros comentarios.