26 de noviembre de 2011

LA ARDILLA ROJA (Sciurus vulgaris)

Buenas, gentes!!
Hoy para la entrada número 10 de este humilde "natur-blog" tenemos como protagonista a la Ardilla, la Ardilla Roja o Común,o Sciurus vulgaris, o el "Esguil", que es como se la llama por estos lares a este bonito y simpático roedor.
Tanta especificación y nombrecillo viene a que por ardilla, nosotros nos solemos referir al mismo bicho, ¿verdad? pero como Ardilla se llegan a aglutinar alrededor de este nombre unas 350 subespecies diferentes.
Es más, la primera sorpresa que nos encontramos es que ya ,en la misma Península Ibérica, coexisten diferentes tipos (o subespecies) de ardillas por el territorio nacional.
No sin cierta polémica, algunos estudiosos dicen que contamos con: ni más ni menos que 6 tipos diferentes de ardillas rojas.
- La de mayor tamaño (infuscastus) la tenemos por Madrid, Ávila, Segovia, Valladolid...
- Por contra, la de menor tamaño (alpinus) en la zona de los Pirineos.
- La subespecie numantinus que es la propia de esta zona, un poco más pequeña que la infuscastus, y además también aparece por León, Burgos, Vitoria, Huesca, Cuenca o Tarragona.
- Otra con garganta blanca (segurae) en la zona de Albacete, Cazorla, Segura, Norte de Granada...
- Encontramos la rufus en el Valle del Ebro.
- Finalmente: la hoffmani, con cola blanca en las Sierras de Espuña y María (Murcia y Almería).
La verdad, uno se mueve poco por el Estado español, y sinceramente yo no conocía estas diferencias entre las ardillas españolas. Si es cierto que me recuerdo que en el Parque de El Retiro (Madrid) me llamó la atención que allí las ardillas eran mucho más grandes que las que encuentro por aquí, pero pensé más bien que esto era debido a la abundancia de alimento que tienen allí.
La ardilla es por todos conocidos, tanto en Asturias como en el resto de la PI, viene asociada al famoso refrán o frasecilla que decía que: "una ardilla antiguamente podía recorrer España de Norte a Sur saltando de árbol en árbol, sin tocar el suelo".
Bueno no os preocupéis por la pobre ardilla, porque aunque ahora estamos en vías de desertización y deforestación y en manos de políticos, siempre le quedará poder cruzar España de N a S saltando de gilipollas en gilipollas... (sí, es la típica puya clásica de mi blog)
Vamos a la faena...
La ardilla le viene lo de roja, por el color de la capa de pelo que tiene, color que por cierto suele variar dependiendo de los individuos, y de la época del año en la que se encuentre.
He encontrado individuos más claros, casi pelirrojos, y otros muchos más oscuros, casi pardos. A esto no le he podido encontrar una causa razonable, se ve que no es por cuestión de sexo, edad o alimentación etc. 
Si bien, es cierto que en el invierno la ardilla muda de pelaje y le sale más oscuro, debido a la mayor densidad de pelo para protegerse del frío.
Ardilla con el pelaje rojo fuerte
A estas alturas todos sabemos identificar a una ardilla, vamos que no tiene similitud a ningún otro roedor, bicho etc. a no ser que te dediques a hacer botellones bajo los árboles o a probar setas raras y veas una...
;)
Es un animalillo estéticamente bello, que nos llama la atención, lo cual le ha causado la desgracia de aparecer disecada por algunas casas que visitamos, o de verla en una jaula metida, a veces de forma ilegal.
Compra-VentaArdilla Roja
Compra Ardilla Roja
Su color, orejas y cola la hacen simpática estéticamente, si bien la función real de todo esto no es causarnos belleza, sino una función mucho más práctica. Es un roedor que gracias a su vista, oído, a su cola o su camuflaje puede sobrevivir en un medio tan complicado como el medio forestal, entre árboles, en los cuales pasa la mayor parte del día.
Equilibrando con la cola en las ramas del avellano
Haciendo malabarismos para coger avellanas
Hablando de simpatías, es un animal que cuenta con buena prensa por la gente y el público en general, pero también tiene sus malos hábitos... que creo poca gente sabe y que cambiarían un poco su imagen de roedor bueno.











Es muy adorable ver a una ardilla comiendo gusanitos en un parque, o nueces en lo alto de un árbol, pero tb. hay que recordar que la naturaleza es también dura y cruel, y no es muy extraño ver a esa misma adorable ardilla saqueando los huevos de un nido, o con un polluelo muerto en la boca...
Por otro lado, es un animalillo inteligente, en los parques urbanos se ha acostumbrado al aporte de comida por parte de los humanos por lo que allí ,en este ambiente, nos es cercana, dócil etc.


La dieta de una ardilla basicamente esta basada sobretodo en los frutos de avellanos, robles, castaños, nogales, piñones etc. también en los brotes de árboles y arbustos; pero tampoco descarta otros alimentos bien diferentes como los frutos, caracoles, setas y no duda en deprededar sobre los nidos de aves, comiendo tanto sus huevos como los propios pollos del nido.
Nada tiene que ver con una ardilla en su medio habitual: el bosque; aquí es un animal huidizo, silencioso y que rehuye de cualquier contacto.
Posición con la cola erguida de peligro, en el interior de un bosque
En el interior del bosque
Ardilla en la finca del vecino
Fotografiar a una ardilla en estos ambientes cambia, en un parque solo es preciso llevar un paquete de frutos secos en el bolsillo y esperar a que baje la ardilla y pose un rato, en el bosque todo cambia radicalmente. Además de los inconvenientes técnicos del lugar (espesura, muchas ramas de por medio,poca luz...) la ardilla es tremendamente silenciosa y astuta, al menor ruido: se queda inmóvil durante minutos, en lo alto de un árbol, o en su parte más espesa, haciendo un perfecto camuflaje con su pelaje y la madera.
Ardilla camuflada
Detalle de la larga cola
Además del excelente oído, la ardilla tiene un gran ojo, es una especie diurna, con lo cual, su ojo esta perfectamente adaptado a la luz natural, de hecho tiene que ser bastante eficiente para poder medir distancias y dar saltos de rama en rama de hasta 5 metros de distancia...
Detalle del ojo
Para poder realizar estos saltos y demás maniobras en su hábitat; los árboles (por ejemplo, la ardilla baja siempre al suelo cabeza abajo) es preciso que cuente con dos armas: sus patas y su cola.
Bajando del árbol cabeza abajo
Cabeza Abajo
Las patas terminan en unos dedos largos (4 delante y 5 detrás), con unas fuertes uñas, que las hacen literalmente agarrarse a cualquier superficie.
Mucha gente piensa que las patas anteriores son manos, más aún al verla erguida a dos patas o pelando algún fruto, pero en realidad estas manos, son patas que gracias a estos dedos alargados y flexibles y a su adaptación anatómica y movilidad, pueden utilizar como si fueran realmente manos.
Por otro lado, la esponjosa, peluda y llamativa cola, es un prolongación alargada de su cuerpo, que hace de contrapeso para el equilibrio en las ramas más finas.
Detalle de la cola
Todo esto se complemente con una mandíbula poderosa y grande, que hace que sea el único roedor que puede partir una avellana o una nuez por la mitad limpiamente.
Detalle de como abre y come una nuez
Resto de la piel de una nuez pelada y de avellanas
Restos de avellanas, la cáscara esta partida por la mitad
Esta es la principal diferencia que tiene con el resto de roedores a la hora de buscar rastros por tu "zona de caza". Ademas, gracias a su gran boca puede transportar una nuez con piel incluida en la boca y liberar así las patas para poder trepar.

Hablando de rastros, normalmente os pongo en las entradas del blog una serie de rastros para poder dar con una especie en concreto; pero en este caso en particular, dado que vive en los árboles, es más difícil de precisar.


Quizás existan una serie de ellos, como ya os he dicho por ejemplo la presencia de restos de alimentos; una piña completamente pelada, restos de avellanas, o nueces partidas por la mitad en el suelo, es un buen indicador de la presencia de una ardilla por el lugar.
También realiza marcas con las uñas en las cortezas de los árboles, especialmente de corteza blanda, se diferencian de otras marcas como las de los tejones o las jinetas,  por su menor tamaño, aunque sinceramente son muy difíciles de ver si no la pillas con las manos en la masa... Las heces de la ardilla son muy parecidas a las de un conejo, aunque menos cilíndricas y evidentemente en menor número y tamaño. Finalmente cuando baja del árbol, deja una huella muy característica.
Añadir leyenda
 La ardilla al ser un animal inteligente cuando encuentra un fruto puede hacer varias cosas con el:
- Puede que suba a una rama más alta y segura, donde tranquilamente pele el fruto y se lo coma, produciendo un característico ruido de roer; más raro es que haga esto en el propio suelo, pues aquí esta fuera de su lugar, y es más inseguro y peligroso para ella.
Ardilla en lo alto del nogal comenzando a pelar una nuez
- En segundo lugar, puede que marche con el , siempre transportándolo en la boca, y lo esconda en un hueco de árbol a modo de despensa.
Ardilla escapando con alimento en la boca
Alerta
- Y en tercer lugar, si es otoño puede que tb. se lo lleve y lo entierre en una despensa en el suelo, en previsión de alimento para el invierno.
Esto tiene un factor beneficioso, y es que la ardilla de esta manera involuntaria colabora en la regeneración de los bosques, ya que muchas de estas despensas son olvidadas o abandonadas, y con el tiempo proporcionan alimento a otras especies o brotan árboles.


La ardilla por contra de lo que mucha gente cree, no inverna, sino que al llegar el frío se aletarga y reduce su actividad, pudiendo no moverse (o no salir del nido) durante los fríos días de invierno.
Hablando de nidos, sí, la ardilla hace nidos; los nidos de ardilla por lo que he visto son parecidos al de la urraca, pero más cilíndrico y mucho más elaborados que los del córvido.
Generalmente no tienen orificio de entrada, sino que para entrar y salir de él hay que abrir un agujero entre los palos/hierbas, esto tiene una explicación: evitar la entrada de depredadores a la cámara del nido.
Suelen hacerlos a gran altura, nunca menos de 10 metros, y bien situados o en la horquilla de una rama, o bien pegado al tronco del árbol en una zona densa del mismo.




Mi experiencia es la de no ver un solo nido en las ramas de un árbol en una horquilla (es decir separado del tronco) todos los nidos que he podido ver siempre han sido iguales, consisten en una acumulación de palos y ramas de forma no esféricas, situados en troncos de fresnos con enredaderas, hiedras etc. aprovechando el nacimiento de alguna rama como soporte del mismo. Generalmente no visibles a la vista.


Es una especie territorial y solitaria, pero pueden tener varios nidos en el mismo territorio, reutilizar alguno viejo en desuso, y/o okupar el nido de un ave.
Pareja de ardillas, detalle de la diferencia de color del pelaje


Al ser una especie diurna, no invernante y abundante, es el blanco favorito de muchas otras especies, lo mismo aves rapaces nocturnas y diurnas, que otros mamíferos como especialmente la marta, la gineta o los gatos...
Según los estudios 3/4 partes de las crías nacidas, no consigue sobrevivir el primer año de vida; con lo cual, la ardilla ha desarrollado diferentes estrategias, en primer lugar tiene dos épocas de celo (enero-abril y junio-agosto); en segundo lugar: en cada nueva camada trae al mundo de 1 a 6 crías, las cuales nacen ciegas y sordas durante el primer mes y amamanta dentro del nido.
Y finalmente en tercer lugar, una ardilla macho ya se puede reproducir al medio año de vida, mientras que las hembras ya pueden hacerlo antes de cumplir el año de vida.
Las hembras al parecer son muy "calientes" (siendo finos: promiscuas) ya que no se lo piensan mucho a la hora de buscar pareja y se aparean con el primero que pase por allí. 
Esto que nos parece divertido tiene una parte negativa y es que de este modo, la calidad genética se merma, y también produce terribles peleas de ardillas, que consisten en intentar caparse entre los machos... (por lo que se ve es un poco complicado ser ardilla macho...)
Aunque la teoría dice que pueden vivir años, la verdad es que yo nunca he visto la misma ardilla más de 2-3 años, por todo lo anteriormente dicho. Así que no hagáis como yo, que antes de leer esta parte, me encariñaba con ellas, les ponía nombres, las buscaba cuando no las veía durante mucho tiempo.. etc.


Cuando vemos una foto de una ardilla con el tradicional pelo en la punta de las orejas, estaremos viendo una foto de una ardilla en invierno, que es cuando desarrollan un pelaje más denso y mayor, por contra, con la llegada del calor, mudan y pierden estos pelos de las orejas y la densidad en su pelaje.
Detalle del pelo en la punta de las orejas
A la hora de fotografiarla, la experiencia me dice que hay que tener en cuenta una serie de cosillas para tener opciones de éxito; en primer lugar es complicado fotografiarla en invierno ya que se aletarga y reduce su actividad lo máximo posible.
Ojo que en verano por contra de lo que se pueda pensar, es tb. difícil, pues no regula muy bien la temperatura de su cuerpo y al menor día de calor-humedad típico del norte cantábrico, literalmente sube al árbol y en su sombra: echa la siesta y no se mueve. 


Como anécdota de esto confieso que para mi fue una sorpresa ver una ardilla literalmente agilipollada encima de una rama durmiendo, pero es cierto. En un bosque de aquí, con 20-22 grados de temperatura y humedad: no ves una ardilla moverse...
Amanecer, ardilla en un camino
La mejor época para verlas/fotografiarlas es en primavera porque es cuando más movilidad tienen en busca de alimento o en celo, y especialmente en Otoño, que es cuando más frutos nos encontramos, menos hojas tienen los árboles, y más necesidad sienten de alimentarse para pasar el invierno.
En Otoño/Invierno con los árboles sin hojas se puede observar/fotografiar mejor
Normalmente la persona que sale a observar aves suele tener suerte viendo ardillas, suelen moverse por las ramas, saltando de árbol en árbol y es al amanecer y al atardecer cuando bajan del árbol y se ponen a caminar por el suelo, aunque nunca en un espacio abierto, siempre con un árbol no más lejos de una decena de metros.
Ardilla por los suelos buscando nueces
Ardilla erguida
La mayor parte del día de una ardilla lo dedica a alimentarse, con lo cual, el mejor sitio para esperarlas es aquél que cuente con frutos como un avellano, roble y especialmente los nogales (no perdonan uno).
Ardilla con bellota en la boca, Ver detalles de los dedos
Siempre va a preferir arrancar ella misma el fruto del árbol, que bajar a recogerlo del suelo, pero según avance la época y el alimento escasee en las ramas, se verá obligada a bajar al suelo y buscarlo, y tampoco perdonará todo aquel alimento que le pongamos (cacahuetes, avellanas, nueces...).
Los comederos para ardilla tienen mucho éxito y es una buena oportunidad para fotografiarlas, ya que no perdonan una y si colocas uno en un lugar donde sabes que hay ardillas, más tarde o más temprano pasarán por allí, pero no ocurre así con las casetas o cajas-nido.
"Comedero" para ardillas con visitante
Ardilla con premio del comedero en la boca
Tras dos años instalada, mi caja-nido para ardillas fue un auténtico fracaso, pese a probar todo tipo de estrategias como poner comida dentro, cerca, cambiarla de ubicación etc.
La suerte que tenemos a la hora de fotografiarla es que normalmente huye al vernos, pero no se aleja demasiado de nuestra posición, quedándose quieta, inmóvil mirándonos y confiándose por completo a su camuflaje. Con lo cuál, con un poco de suerte: la tenemos a tiro inmóvil durante un par de minutos.
Ardilla quieta
Por otro lado, además de sentirla saltar de rama en rama o correteando por un tronco, la podemos escuchar o bien rompiendo y comiendo un fruto en un árbol, o bien en una señal de alarma que produce en caso de peligro. El sonido que produce una ardilla es tan peculiar que lo reconoces al instante.
Ardilla comiendo avellanas
Ruido al comer
Sonido de una Ardilla Roja
Sonido 2
Por cierto, es prácticamente imposible diferenciar a simple vista un macho de una hembra, la única posibilidad es verle las mamas a la ardilla hembra que ,en esa época, esté amamantando a sus crías.
Teóricamente el macho tiene más de 1 centímetro de distancia entre la parte anal y la apertura sexual, siendo menor en la hembra. Pero vamos que ,a pie de árbol en mitad de un bosque, me temo que va a ser difícil que se te ponga de culo y te deje medirle su zona anal...



Para ir finalizando, pese a que es una especie abundante por aquí, creo que también tiene una serie de problemillas, en primer lugar los incendios y la desaparición del bosque autóctono, sustituido por plantaciones de eucaliptos, pistas forestales o incluso urbanizaciones, por otra parte creo que tampoco le ha beneficiado la caza, siendo perseguida como trofeo, como alimaña que depreda nidos de pájaros, o simplemente por matarla sin más (incluso conozco gente que la ha comido...)
Aparte he visto que en el lugar en el que me muevo, el número de sus depredadores naturales ha aumentado en estos años, es decir: hay más rapaces nocturnas, diurnas, zorros, martas e incluso he localizado los primeros gatos monteses... claramente éstos en su dieta ideal, uno de sus platos estrellas es la carne de ardilla...
Finalmente los inviernos muy fríos parece que también hacen mella en la población "ardillil", normalmente suelo alternar años muy buenos de avistamientos, con otro malos, este 2011 ha sido uno de esos malos o regulares en los que he visto pocas, sin embargo el 2010 fue fantástico; encontrabas una ardilla en cualquier rincón. En fin: cosas de la natura...

Y paraaaaa finalizarrr!!! uno de mis tradicionales "cutre-vídeos", aunque bueno sinceramente muy cutre no debió de parecerles a la televisón pública argentina, ya que me lo pidieron para el programa de animales que tienen para niños (tipo "waku-waku" o "Pelo, pico, pata" de la tv de aqui). Ya sabéis hay que colaborar en el futuro, aunque sea sin un € de por medio; cosa que realizo gustosamente siempre que me lo pide cualquiera.



La próxima entrada estoy en dudas de si meter ya algo referente a alguna ruta guapa-guapa por aquí en Asturias, si hablaros del Gamo (ese extranjero cornudo) o si meterme de lleno en las aves.

10 comentarios:

  1. Qué cachondas las ardillas, me dio la risa con la puya. Las tengo visto en el parque comiendo nueces y los pinzones y carboneros esperando al lado por los desperdicios. A cerca del sonido también hacen como un gurugurgru(no tomar ésto muy en serio) acelerado. Rutas, Gamo, Aves... lo que quieras. Un saludo.

    ResponderEliminar
  2. A seguir así, Juancho! Muy buen material y muy bien explicado.

    ResponderEliminar
  3. Tuve la oportunidad de ver la subespecie almeriense cuando veraneaba por allí, y es alucinante, parece otra especie diferente.

    ¡Dale al gamo!

    Debo ser el único idiota que no ha visto aún ninguno por el Sueve (anda que...), y me apetece saber algo de ellos.

    ResponderEliminar
  4. Juan, gracias por estas entradas que nos enseñan cantidad, además acompañadas con buenas imágenes y videos. Cuando hagas entradas de rutas algunos vamos a alucinar. Saludos!!

    ResponderEliminar
  5. Juan, tremendamente didáctica e interesante la lección sobre las ardillas, bueno como todas las anteriores.
    Seguro que somos muchos, los que esperamos cual es la próxima sorpresa.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  6. Muchas gracias por vuestras palabras

    Pablo, aunque te parezca raro se cual es el ruido que me dices, lo que pasa es que no pude encontrarlo y ponerlo aquí.

    Gracias Dadanauta, ya veo que pese a ser "urbanita" sigues las entradas con interés, eso me presta y lo sabes.
    ;)

    Fenix, pues hay gente que niega que existan tales subespecies en la PI, pero yo por lo que tengo visto, hay diferencias de una ardilla de aqui, con otra de otra parte, a veces pequeñas e insignificantes, pero las hay.

    Ramón, gracias a ti por tu tiempo y por tus comentarios; las rutas que tengo preparadas tampoco es que sean nada del otro mundo, pero se complementarán bien con todo lo expuesto hasta ahora.

    Vicente, muchas gracias, para principios de esta semana que entra ya prepararé algo guapo.

    un saludo de nuevo!!!

    nos vemos por les caleyes
    ;)

    ResponderEliminar
  7. Increible documentación, como siempre. Muchísimas gracias por compartir tanto conocimiento! :)

    ResponderEliminar
  8. muy buena como siempre......hay que ver que de info consigues en tus salidas.
    donde pajareo yo tambien hay alguna y como bien dices son super esquivas.
    Como aniadidura diria que un gran enemigo suyo es el azor y que aqui hubo gente en las epocas de hambre que las mataba para comer y ademas decian que sabia muy dulce (pues comen piniones....hay que ver que raza somos!!).
    por cierto me he quedado con la duda de ver la caja nido.....?
    Saludos camperos!

    ResponderEliminar
  9. Muchas gracias Javi y campero por vuestros comentarios.

    Campero:
    Tenía localizado un vídeo de los azores y la caza de ardillas que ví hace unos meses, por desgracia no sé donde lo he metido y por más que lo he buscado no lo logro encontrar. La verdad es que ver a la rapaz persiguiendo y esquivando ramas hasta dar alcance a la ardilla es fascinante.

    Sin embargo, donde "yo me revuelvo" tan sólo he visto un azor y como mucho tengo localizada una pareja que cría todos los años en una plantacion de eucaliptos.

    ResponderEliminar
  10. Que antinatural queda la ardilla en las ramas de un eucalipto, me imagino que será tan chocante como ver un koala en un haya en Australia, en fin.

    No sé como está actualmente la población de ardillas en Asturias, pero puedo asegurar que cuando era pequeño (ahora tengo 26 años) las veía con muchísima facilidad, incluso desde la ventana de mi habitación, en la localidad de Pañeda (Siero). Actualmente no soy capaz de ver ninguna pero ni una, hace años y años que no veo una ardilla en dicho pueblo.
    Supongo que las plantaciones de eucaliptos tendrán algo que ver.

    Rober

    ResponderEliminar

Me gusta que la gente lea y comente, escuchar otras opiniones, aprender juntos y ver que hay vida más allá de la pantalla; por eso procuro contestar a todos vuestros comentarios.